Vender en Amazon Iniciar sesión
Este tema se aplica a vender en: Reino Unido

Revisiones de cuenta de vendedor para pedidos autogestionados

Revisiones de cuenta de vendedor para pedidos autogestionados

Como medio para proteger a los clientes, supervisamos los pedidos autogestionados para garantizar que los clientes reciban a tiempo los productos que compran. Podemos poner tu cuenta de vendedor en revisión para supervisar tu actividad de ventas y validar la entrega de pedidos autogestionados recientes. Durante este periodo, que no debe superar los 30 días, podemos limitar tus permisos de venta como medida preventiva frente a un posible impacto para nuestros clientes. Los límites de los permisos de venta pueden incluir la suspensión temporal de todos los listings o la suspensión de los listings gestionados por el vendedor. Aunque los fondos permanecerán en tu cuenta, durante esta revisión también limitaremos temporalmente tu capacidad para recibir pagos de acuerdo con las leyes y políticas vigentes. Una vez que confirmemos la entrega de los pedidos autogestionados recientes, tus ofertas se reactivarán automáticamente, y podrás continuar con los pagos de los fondos según el cronograma de pagos normal. Si tienes pedidos pendientes de envío durante el periodo de revisión, sigue gestionándolos. Las pruebas de entrega agilizarán la revisión de tu cuenta.

¿Por qué está mi cuenta en revisión?

Tenemos en cuenta varios factores a la hora de decidir si una cuenta de vendedor debe someterse a una revisión temporal. A continuación se incluyen algunos ejemplos de estos factores. Si tu cuenta muestra varios factores a la vez, podríamos ponerla en revisión.

  1. No tienes un historial suficiente de ventas anteriores. Esto puede deberse a que eres nuevo en la tienda de Amazon o a que no has vendido en un largo tiempo. Cuando eres nuevo o has estado inactivo, se tarda un tiempo en crear un historial positivo de transacciones entre comprador y vendedor.
  2. Varios clientes han indicado que no han recibido los productos que han pedido (por ejemplo, han solicitado reembolsos, reclamaciones bajo la Garantía de la A a la Z o han publicado valoraciones negativas). Te recomendamos que colabores estrechamente con tus clientes para resolver cualquier incidencia y adoptes medidas para garantizar la gestión rápida de los pedidos.
  3. No hay información de seguimiento disponible en tu cuenta o la información de seguimiento no es válida. La información de seguimiento válida puede dar garantías a los clientes de que sus pedidos están en camino, y ayudarnos a validar que el pedido se ha entregado. Para acceder a las políticas de Amazon sobre la información de seguimiento, ve a Ratio de envíos con seguimiento.
  4. Has tenido un cambio inusual en los patrones de venta. Una actividad de venta inusual puede incluir un aumento reciente en las ventas o un cambio significativo en el tipo de inventario que ofreces.
  5. Vendes artículos de mayor riesgo. Entre los artículos de mayor riesgo se pueden incluir dispositivos electrónicos de consumo, ordenadores o productos de última moda.
  6. Es posible que te falte información importante de la empresa, que pueda ayudarnos a validar un historial positivo entre comprador y vendedor en otros canales de venta. Asegúrate de que toda la información de tu empresa esté actualizada, incluido el sitio web, la dirección y la información de contacto, si procede. Aunque esta información no es obligatoria, puede ayudar a verificar tu identidad y agilizar el proceso de revisión.

Mantener una cuenta en buen estado puede minimizar la probabilidad de que tu cuenta se ponga en revisión en el futuro. Para más información sobre cómo mantener el estado de una cuenta, consulta el vídeo "Mantener el estado de la cuenta" de Seller University.

Los productos que pongas en venta en Amazon deberán cumplir con el Acuerdo de Amazon Business Solutions, incluidas todas las políticas de Amazon correspondientes, y las leyes y normas vigentes. Antes de publicar productos, asegúrate de que comprendes todas tus responsabilidades como vendedor. Para más información, consulta el tema Políticas del programa.

¿Qué ocurre durante la revisión de una cuenta?

Seguiremos revisando tu cuenta durante los siguientes 30 días en busca de pruebas que justifiquen la entrega de pedidos autogestionados recientes. Si tienes pedidos pendientes de entrega, te recomendamos que los completes cuanto antes, ya que esto nos ayudará a completar la revisión de la cuenta. Una vez que hayamos identificado el justificante de entrega a los clientes, finalizará el periodo de revisión y reactivaremos automáticamente los listings suspendidos y activaremos los pagos de la cuenta.

Si no encontramos pruebas suficientes de entrega durante este periodo, se tomarán medidas adicionales, y tu cuenta de Amazon podría desactivarse de forma permanente de acuerdo con las Políticas del programa de Amazon. Tras el periodo de revisión, recibirás más mensajes por correo electrónico para informarte de las medidas que se han tomado. Si crees que tienes pruebas adicionales que justifiquen la reactivación antes de este plazo, puedes enviar un recurso.

Cómo agilizar la revisión de una cuenta

Si crees que se ha producido un error o quieres que se agilice el proceso de revisión, ve a la pestaña Estado de la cuenta de Seller Central y haz clic en Recurrir, o envía un correo electrónico a la dirección indicada en el mensaje de correo electrónico que te enviamos cuando revisamos tu cuenta. Asegúrate de seguir al pie de la letra las instrucciones del correo electrónico que te enviemos, ya que esto minimizará el tiempo que tardemos en revisar tu solicitud.

Incluye la siguiente información:

  1. Si aún no lo has hecho, actualiza la información de seguimiento de los pedidos autogestionados recientes y comprueba que la información de seguimiento subida actual sea correcta. Puedes proporcionar información de seguimiento en la sección Gestión de pedidos de tu cuenta de vendedor.
  2. Prueba de la entrega de pedidos autogestionados enviados hace poco. Esto puede incluir la confirmación de recepción del comprador o el justificante de entrega. Si todavía no lo has hecho, puedes solicitar las valoraciones de los compradores. Cuando te pongas en contacto con un comprador, ten en cuenta que está prohibido presionarle u ofrecerle incentivos a cambio de una valoración. Para más información, consulta Políticas de reseñas de productos.
  3. La dirección (URL o de la tienda física) de otras tiendas (incluidas otras cuentas de Amazon) en las que vendes productos similares y puedes demostrar un justificante de entrega.
  4. Pruebas que respalden la identificación de tu empresa y el historial de transacciones positivas entre comprador y vendedor. Esto puede incluir el sitio web comercial, correos electrónicos o información bancaria de la empresa. Asegúrate de que toda la información de la empresa correspondiente esté actualizada en tu cuenta de Seller Central. Aunque esto no es obligatorio, puede agilizar la verificación de la empresa y el proceso de revisión de la cuenta.
  5. Si tienes dificultades logísticas que provoquen retrasos en la gestión logística de los pedidos, indica los motivos y pruebas asociadas a ellos para que los tengamos en cuenta durante la revisión.

Inicia sesión para utilizar la función y obtener asistencia personalizada (se necesita un navegador de escritorio). Iniciar sesión


Llega a cientos de millones de clientes

Empezar a vender en Amazon


© 1999-2022, Amazon.com, Inc. or its affiliates